miércoles, agosto 11, 2010

Encontrarse

Seis poemas adornan las últimas seis entradas de este blog. Cada uno guarda, silencioso, un detalle contenido en mi memoria. Y la visión de los seis sirve para ilustrar parte del recorrido que he ido afrontando casi sin darme cuenta desde mucho tiempo atrás. Un recorrido lleno de rutinas, desencantos, momentos oscuros, pequeñas emociones y reflexiones compartidas. Así, hasta llegar al último poema, "Lo sé", y descubrirme pasmado, de repente, como quién destapa un frasco cuidadosamente guardado en un rincón y se admira ante la maravilla de su contenido, porque la vida aún tiene la capacidad de sorprenderme. Porque a veces, hay que refugiarse en la sinceridad de lo que se siente sin miedo a reconocernos como un personaje extraño y lejano, del que llevábamos demasiado tiempo sin saber nada.

Esta semana he descubierto que mi corazón seguía lleno, que una parte muy importante de su contenido no se había evaporado tal como yo creía, sino que en realidad estaba más repleto de lo que yo mismo era capaz de recordar. Esta semana he descubierto lo que significa conocerse a uno mismo, poder mirar nuestro interior sin el afán de buscar o encontrar nada en concreto, sin una predisposición ni una idea previa. Esta semana he descubierto que algunos errores del pasado a pesar de su tamaño, no pesan para siempre, pero que no se olvidan jamás porque son parte de las piedras para construir el futuro. Pero sobretodo, he descubierto lo lleno que estoy de ganas de ser capaz de andar el camino sinuoso que conduce hasta ese futuro.


Y les reconozco que ante tal hallazgo, me he sentido aliviado de un modo que soy incapaz de describir con las palabras adecuadas. Y en mi mente sólo se forma, clara y sincera, una palabra para ti: "gracias".

Imagen de http://www.ojodigital.com

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Naya, me alegro por este cambio,
me alegro por ti.

Te deseo lo mejor, disfrútalo...
Un abrazo, Olga.

9:23 p. m., agosto 19, 2010  

Publicar un comentario

<< Home