jueves, julio 01, 2010

Esa penúltima copa

La última copa ebria
de una noche oscura
y bohemia como ésta,
no me la tomaría con nadie,
no descorcharía esa botella,
no celebraría aquél trago,
no destaparía más esencias,
ni brindaría por extraños…

Pero en cambio, siempre,
señorita… perdón, señora,
dulce corazón canijo,
la penúltima copa a deshoras
de esta noche inquieta
me la tomaría contigo a solas
antes de robarte sin tocarte,
en un suspiro, la ropa.

Imagen, "Evening Lounge", de Brent Lynch

1 Comments:

Anonymous Olga said...

Estoy segura de que, con semejantes propuestas, deja usted pronto de escuchar TANTO a Sabina... Buena Suerte!
Siga escribiendo, es un placer leerle. Un abrazo.
Olga

5:39 p. m., julio 07, 2010  

Publicar un comentario

<< Home