miércoles, febrero 07, 2007

Los días que permanezco en silencio

Hace días que no digo nada desde las páginas de este blog. El motivo es bien sencillo, mi PC desde hace algunos días me está dando verdaderos quebraderos de cabeza y no me permite trabajar con normalidad. Para complicar más las cosas, nunca acabo de encontrar el momento justo para llevarlo al servicio técnico.
He pasado muchos días callado, pero en todos estos días en los que he permanecido en silencio no han dejado de pasarme cosas interesantes y que bien podrían haber dado lugar a algunos posts en este blog.
La actividad es frenética durante estos días y yo, que soy de los que siempre intento llegar a todas partes sin dejarme nada por el camino, lo acabo notando. Mis horas de sueño no han sido todas las que deberían aunque más allá de en algun momento algo somnoliento de un par de mañanas, tampoco me arrepiento demasiado de ello. Casi podría decir que he disfrutado por momentos de mi falta de horas de sueño: cenas en buena compañía, nuevos lugares por descubrir, conversaciones incongruentes más allá de las 2 de la madrugada, canciones de medianoche y alguna reflexión nocturna de uso personal.
Por cierto, acabo de actualizar mi vieja versión de Blogger al novedoso y flamante Blogger Beta, més que nada por cierta necesidad de conocer cómo funciona exactamente la nueva versión (digamos que necesito saberlo, ya os explicaré el porqué). A fin de cuentas, siempre llega un momento en que lo nuevo empuja a lo viejo, cosa que no tiene porque ser necesariamente buena ni tampoco mala, todo depende de las circunstancias. En todo caso, simplemente es así.
A ver si soluciono lo del PC, porque os aseguro que ganas de escribir y actualizar el blog no me faltan, ni un sólo día dejo de mirar mis enlaces habituales, siempre me gusta seguir atentamente aquello que cada uno o una vuelca en sus blogs. Y la sensación de estar parcialmente desconectado no es muy agradable, almenos para mi.

2 Comments:

Blogger Glòria said...

Benvingut!

10:17 p. m., febrero 07, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Que bueno estás Javier!

10:58 p. m., noviembre 19, 2012  

Publicar un comentario

<< Home