domingo, noviembre 04, 2007

One Hit Wonder

Hoy en día el éxito puede ser efímero, como se encargan de demostrarnos los aberrantes programas televisivos que se dedican a entrevistar a personajes supuestamente famosos de los que nunca habíamos sabido ni vida ni obra y a los que al cabo de un par de meses vemos desaparecer para siempre.
En el mundo de la música también pasa algo similar con los artistas que lanzan una canción que se convierte en un gran éxito de la noche a la mañana y de los que nunca más volvemos a saber nada. En inglés, el término "One Hit Wonder" se utiliza para referirse a esos artistas de un solo éxito y de los que, con el paso del tiempo, comprobamos como tan sólo les ha sobrevivido su canción fetiche. Algunos ejemplos de esta estirpe incomprendida del mundo de la música son:
- "Snow", y su canción "Informer". Allá por el año 1993 este tipo con gafas era de lo que más pegaba en las pistas de baile, que hacía que més de uno y más de dos empezasen a mover las manos con aires medio raperos. Viéndolo ahora comprobamos que ha llovido mucho.
- "Viceversa", y su canción "Ella", más conocida por su pegadizo estribillo que rezaba aquello de tu piel morena sobre la arena, nadas igual que una sirena... inolvidable. Esto fue un bombazo. Los hermanos Beato sacaron un disco de techno/dance (bakalao, se decía por aquel entonces) con unas melodías sencillas en las que cantaban con voz bajita y monotono. Las letras era para no perdérselas. Sin embargo, arrasaron. ¿El secreto de su éxito? Ni ellos mismos lo deben saber.
- "Charles y Eddie", que cantaban "Would I lie to you". Estos eran dos neoyorkinos que hace unos 15 años pegaron muchísimo en todo el mundo. Se conocieron en el metro cuándo uno vio que el otro llevaba un disco de Sam Cooke bajo el brazo. Se cayeron bien, se hicieron amigos y sacaron esta canción, donde Charles cantaba todo el rato y Eddie solo decía "¡Oh yeah!". Después no se comieron una rosca.
- "Big Mountain", con "Baby I love your way". A estos los recuerdo del verano del 95, que me pasé en Roses. Cada vez que poníamos la radio nos salía esta bonita canción de amor, que fue todo un éxito de aquel año. Incluso llegaron a hacer una versión en castellano para el mercado latino. Tras aquello, nunca más supimos de estos simpáticos tipos con rastas.
- "Haddaway", el de "What is love". Este todavía lo ponen en las discotecas a altas horas de la madrugada. En 1993 este músico de house alemán nacido en Trinidad y Tobago dió en el clavo con esta canción, que de la noche a la mañana se convirtió en un clásico de las pistas de baile. En términos populares se dice eso de que el tipo "triunfó como la Coca-Cola", aunque después de aquello nunca volvió a hacer nada relevante.
- "Opus", los de "Live is Life". Por el año 1985 sonaron mucho con esta canción, que a día de hoy prácticamente todo el mundo conoce. La canción les sobrevivió pero ellos desaparecieron cayendo en el pozo del olvido, como tantos otros. A modo de anécdota, uno de los momentos que contribuyeron a difundir el éxito de esta canción fue un calentamiento previo de un partido de la Copa de Europa, en el que Maradona se entretenía bailando y haciendo virguerías con el balón mientras en el estadio sonaba de fondo esta canción.
En fin, ejemplos como éstos los hay a montones y rebuscando un poco en la memoria (y en las canciones de verano, que muchas son "One Hit Wonder") uno se sorprende de lo que puede llegar a aparecer en el pasado de los éxitos musicales.

1 Comments:

Blogger Glòria said...

Javi, veo que en música, como en tantas otras cosas estoy desfasada; discotecas no frecuento, mis hijos la escuchan en inglés que no pillo ripio....
Ya me dirás tu!
Por cierto, ponte en contacto conmigo vía e-mail por lo que hablamos ayer.
Un beso.

6:43 p. m., noviembre 07, 2007  

Publicar un comentario

<< Home