sábado, abril 26, 2008

Agua

Estamos en época de sequía. Sequía en los embalses y sequía de posts. La primera nos afecta a todos, y la segunda me afecta principalmente a mí, que llevo muchos días dejando caer un leve goteo de posts por este espacio.
Respecto al tema del agua, la crisis que estamos afrontando nos está dejando episodios y opiniones para todos los gustos. De todos ellos, creo que se pueden extraer algunas conclusiones y detalles interesantes.
Para empezar, ¿se han dado cuenta de que estamos hablando de un problema que todavía no estamos padeciendo?, es decir, si no ponemos remedio tendremos problemas de suministro doméstico dentro de unos meses, pero ante la previsión del problema, los políticos han debatido y han intentado (con mayor y menor fortuna) ponerse de acuerdo en las soluciones. Este detalle (quizás menor) me parece una buena noticia: capacidad para prever y afrontar los problemas antes de que se produzcan.
Para continuar, el hecho de que la sequía estuviese en boca de los políticos y de los medios de comunicación durante los últimos meses ha conseguido que los propios usuarios reduzcan el consumo de agua. La crisis ha sido mucho más efectiva en este sentido que cualquier campaña de sensibilización emprendida anteriormente. Por lo tanto, la concienciación de la mayoría de los ciudadanos con el problema es un hecho y una realidad.
Por otra parte, sobre el problema del agua en Cataluña (y por extensión en todas partes), creo que el verdadero camino a la solución se encuentra en las actuaciones que las administraciones (en este caso Ayuntamientos) lleven a cabo en las propias redes de distribución de los municipios. Y de esto creo que se ha hablado muy poco durante estos meses de crisis. Existen muchísimos municipios con redes de distribución en estados deplorables, con materiales inadecuados y con rendimientos de la red que dejan mucho que desear. ¿El resultado? una buena parte del agua que se introduce en la red (en muchos casos entre un 30% y un 40%) se acaba perdiendo. Es decir, que además de garantizar que los embalses contienen el agua necesaria para abastecer los consumos de los usuarios, también tenemos que preocuparnos de reducir esos consumos, a pesar del incremento de la población que se produce en muchos municipios. Un ejemplo, en Mataró prácticamente se consume la misma cantidad de agua que en 1980, y eso que la población se ha incrementado muchísimo desde entonces.
Pero claro, para conseguir eso se han invertido muchos recursos durante muchos años, y se ha procurado mantener la red en buenas condiciones. Solucionar los problemas y las pérdidas de las redes municipales supone ahorrar el agua que necesitaremos más adelante, por ejemplo, cuándo padezcamos una situación de sequía como la que hoy nos afecta.

3 Comments:

Blogger Glòria said...

Javi, no hace muchos días yo hable de mi sequía de ideas.
Estamos en època de vacas flacas...
¿Y a ti como te va en el "nuevo rumbo"? Nos vemos muy poco.

10:15 p. m., abril 26, 2008  
Blogger Naya said...

Glòria,
en mi caso la sequía, más que de ideas, es de posts, porque últimamente tengo menos tiempo del que me gustaría para dedicarle al blog.

Y en el "nuevo rumbo" voy bien, aunque eso sí, voy un poco asfixiado de trabajo y de tiempo. Pero en fin, supongo que de momento es normal, al menos hasta que me acostumbre un poco.

Pues bueno, un abrazo y a ver si nos vemos pronto, cuídate!

6:33 p. m., abril 29, 2008  
Blogger Toni Arco said...

Buena reflexión sobre el agua. Fíjate, ahora soy yo quien abre el grifo de ideas y posts.

12:54 a. m., mayo 09, 2008  

Publicar un comentario

<< Home