sábado, abril 14, 2007

Mi Zahir

Me encanta la palabra Zahir. Un Zahir es algo que una vez se ha visto, jamás se puede olvidar.
En Buenos Aires el Zahir es una moneda común de veinte centavos; en Guzerat, a finales del siglo XVIII, un tigre fue Zahir; en Java, el Zahir fue un ciego de la mezquita de Surakarta, a quién lapidaron los fieles; en Persia, un astrolabio que Nadir Shah hizo arrojar al fondo del mar; en la judería de Tetuán, el fondo de un pozo; y en mi quehacer cotidiano, el Zahir es una sonrisa, un rostro y unas palabras de mujer.
El Zahir es un cuento de Jorge Luis Borges y también el título de una novela de Paulo Coelho. Precisamente Borges, en su historia, lo describió muy bien al expresar: "Ya no percibiré el universo, percibiré el Zahir".
Al percibir el Zahir, quizás uno comprende que los verbos vivir y soñar son rigurosamente sinónimos que esconden algo más que el propio sentido de la vida misma. En cierto modo, creo que los mejores sueños son precisamente aquellos que podemos vivir.
En las horas desiertas de la noche, cuándo estoy en casa y aún puedo razonar con brillantez, en ocasiones el alba me sorprende mirando a lo lejos, pensando (procurando pensar) en aquel pasaje escrito en algún lugar, donde se dice que el Zahir es la sombra de la Rosa y la rasgadura del Velo. Vinculo ese dictamen a mi anhelo por recorrer esa senda que conduce a un secreto guardado en mi corazón.
Tal vez yo acabe por gastar mi Zahir a fuerza de pensarlo, pero quizá detrás de aquella sonrisa se encuentre la cosa más hermosa que un hombre puede contemplar.

1 Comments:

Anonymous ay anita said...

Gracias no sabia lo que era un zahir... para mi es la sonrisa de Amenmehat III o sea la sonrisa de mi abuelo materno Ramon... si no lo entiendes mira mi blog sobre la maquina del Tiempo aqui: http://ojodeoroyyo.blogspot.com/
besos de una Argentina
Cuando la observo me llena de gracia casi como la sonrisa de la Virgen de la Sonrisa o como la sonrisa de la Gioconda... quien la vio... no la pudo ya jamas olvidar... como diria el poeta en la Amada Inmovil

4:18 p. m., diciembre 21, 2007  

Publicar un comentario

<< Home